Leche de continuación: cada vez más opciones

Nadie pone en duda que la mejor alimentacion infantil durante los primeros meses de vida es la leche materna. Pero por desgracia la mayoría de las madres no pueden dar el pecho a sus hijos durante mucho tiempo ya que tienen que volver a sus obligaciones laborales. Una vez reincorporadas a la vida laboral es muy difícil poder dar el pecho a un bebé.

Incluso estando en casa, hay mujeres que no pueden dar a sus hijos el pecho por diferentes razones. Algunas no producen suficiente leche, otras sufren auténticos calvarios para dar de mamar y en algunos casos, muy raros pero que existen, el bebé puede tener intolerancia severa a la lactosa y no puede digerir la leche materna.

En estos casos se opta por las leches de continuación en preparado en polvo. Se trata de productos muy estudiados y cuidados que ofrecen al lactante todos los nutrientes que necesitan, en un producto totalmente adaptado a sus necesidades y a su inmaduro sistema digestivo.

Pero no todos los niños tienen las mismas necesidades, por ejemplo, un bebé que no tolera la lactosa de la leche materna tampoco va a digerir la leche de vaca, todavía más rica en este azúcar a pesar de que las leches de fórmula son bajas en lactosa.

En estos casos hay que proporcionar al niño los mismos nutrientes pero con una leche vegetal que pueda suplir a las tradicionales. Estas leches especiales suelen ser las que se usan para niños con alergia a las proteínas de la leche de vaca y con otras intolerancias.

Para los niños que sufren de reflujo, un problema muy común en los bebés, se ofrecen en las farmacias leches más espesas que son más difíciles de regurgitar y que se quedan en el estómago, asegurándose así que el lactante está bien alimentado. Este problema suele crear mucha angustia a los padres que tienen la sensación de que a su hijo no le queda nada en el estómago, aunque realmente no sea así.

También hay leches especialmente formuladas para los casos de bebés con problemas de gases, algo muy común y que es el principal motivo de lloros incontrolados en bebés de muy corta edad.

Las leches de continuación están numeradas por categorías según los meses que tenga el niño. Esto es una guía aproximada para que los padres sepan más o menos qué leche les corresponde a sus hijos.

El pediatra será el que indique el momento de cambiar de una leche a otra, algo que el niño también nos dirá, dejándole claro cuando la leche que toma no le satisface totalmente.