La dichosa luz antiniebla

Nunca había tenido un problema grave a la hora de pasar la ITV. Aunque siempre iba con miedo porque mi coche era muy antiguo, solo me dieron alguna vez el toque por las emisiones, pero eran fallos leves. Hasta que un buen día, me echaron para atrás debido a la luz antiniebla. Estaba fundida y no podía pasar la ITV así. Fue todo un chasco porque yo uso bastante el coche y no quería arriesgarme a tener problemas al circular sin tener la ITV aprobada.

Varios amigos ya me habían recomendado que era el momento de cambiar de coche, que el mío estaba muy viejo. Me dijeron que si no quería uno nuevo, al menos mirara coches de ocasión pontevedra, pero yo, erre que erre, no quería traicionar a mi viejo coche. Pero la dichosa luz antiniebla se atravesó en mi camino.

La verdad es que siempre he sido un poco torpe para arreglar cosas en el coche. Aunque miré el manual no me acabé de aclarar del todo así que opté por no hacer yo algún estropicio y acudir a un taller de un amigo que conocía bastante bien el coche. Así que allí fui a cambiar la luz antiniebla y terminé quedándome sin coche…

Cuando llegué al taller, el mecánico me dijo que el motor tenía un ruido un tanto extraño. Yo no me había percatado de nada. Si hubiese sido un mecánico que no conozco tal vez hubiese sospechado algo, pero era un amigo de muchos años así que me fié de su criterio. Antes de meterse con el tema de la luz, echó un vistazo al motor. Como no acaba de encontrar el problema, yo me fui y allí lo dejé.

Cuando volví a la mañana siguiente y le pregunté si había cambiado la luz antiniebla me respondió que no, que antes de cambiarla debía valorar si era necesario… Que mal me sonó todo aquello. El mecánico descubrió que el motor tenía un problema grave y que el coche podía fallar en cualquier momento. El arreglo iba a salir caro y me dijo que, probablemente, era mejor jubilar el coche… Así que me tocó mirar coches de ocasión pontevedra y dejar tirado mi viejo y querido coche de toda la vida.

VIVIR ALEJADO DEL RESTO

Me encantan los programas de la televisión en que te enseñan cómo vive gente en plena naturaleza, bien sea en alaska o en cualquier otro sitio apartado de estados unidos, ya que te muestran a gente que vive en diferentes lugares montañosos de estados unidos.

En estos programas puedes aprender un montón de cosas que en un principio pueden parecer que no tienen utilidad pero con el tiempo te das cuenta que lo que aprendes en estos programas tiene mucha utilidad.

 

El mayor problema que tiene la gente de estos programas de televisión es que viven muy aislados y para conseguir cualquier cosa que les haga falta, o bien se lo fabrican ellos mismos con un poco de ingenio e imaginación o bien tienen que acercarse al núcleo urbano más cercano, para poder conseguir lo que necesitan, por ejemplo si tienen que hacer una instalación eléctrica no les queda otra que tener que desplazarse al pueblo más cercano, ya que esta gente no dispone de internet para pedir lo que necesita a una Tienda online material electrico, lo que le sería mucho más fácil. Pero a estos parajes tan alejados tampoco creo que les pudiesen llevar el material eléctrico aunque sí que pudiesen disponer de internet.

 

Los programas de las personas que ponen trampas para cazar animales para después vender sus pieles, están bien, pero el programa que más me gusta es el de la familia que vive en alaska, ya que no es lo normal que a una familia de nueve personas les guste vivir en el bosque rodeados de osos por todos lados, lo que te obliga a tener que ir siempre armado por si acaso, pero te das cuenta de que son bastante felices viviendo en la naturaleza y parece que no se quieren separar de su hogar. Lo divertido es ver cómo se comporta cada uno, ya que todos son completamente diferentes y muchas veces chocan entre ellos porque tienen diferentes puntos de vista de cómo hacer las cosas, aunque al final es el padre de la familia el que decide por todos, ya que sino no terminarían nunca nada.

Ejercicio físico en personas con Alzheimer

Las personas que sufren Alzheimer, sobre todo aquellas que están en una fase inicial, pueden beneficiarse mucho del ejercicio físico tanto para mantener en forma su cuerpo como su mente. Evidentemente, este ejercicio debe de ser adaptado a sus necesidades ya que algunas de estas personas son dependientes y no tienen capacidad para poder realizar una actividad normal.

En centros especializados como el Centro de dia Reina Sofía se imparten actividades especialmente pensadas para este tipo de personas, como por ejemplo la gerontogimnasia. Se trata de gimnasia adaptada a personas de la tercera edad con especiales características.

Los ejercicios que se realizan son sencillos, están adaptados a los problemas que pueden presentar estas personas y su principal misión es intentar mejorar la capacidad motriz del enfermo. Por ejemplo, que aquellos que caminan con dificultad puedan continuar dando sus paseos durante más tiempo, retrasando al máximo el que tengan que acabar en una silla de ruedas.

Trabajar el equilibro es muy importante en estas personas. Los ancianos suelen tener problemas de equilibrio y se caen con facilidad. Estas caídas traen consecuencias graves, como rupturas de huesos que les obligan a estar encamados o en silla de ruedas durante un tiempo. Lo que en una persona joven es algo circunstancial, en ellos puede acabar siendo algo permanente de lo que no se recuperen. No solo por el problema físico que presentan, sino porque para alguien con un deterioro cognitivo estar en un hospital o encamado durante un tiempo puede llevar a un avance de la enfermedad.

Los trabajos en piscina suelen dar muy buenos resultados con aquellas personas que todavía tienen una cierta movilidad pero a las que les cuesta mucho hacer gimnasia fuera del agua. Dentro del agua les resulta más sencillo moverse y muchas veces lo perciben como algo más lúdico.

Lo mismo ocurre con los ejercicios en el exterior. Un pequeño paseo por el jardín puede ser para ellos mucho más entretenido que una sesión de ejercicio en el gimnasio y les puede reportar más beneficios para el cuerpo y para la mente.

Todos los ejercicios que se proponen a estas personas tienen que estar muy estudiados y pensados para ellos. Como cada enfermo tiene una evaluación personal, se puede decidir en cada caso qué tipo de ejercicios pueden y no pueden realizar, para evitar forzarles demasiado o causarles alguna lesión que pueda dañarles.

La vuelta al cole… también para los papás

Recuerdo que hace unos años leí que alguien famoso decía que ‘estaba aprendiendo a ser padre’ cuando le preguntaban cómo llevaba su paternidad. Aquella frase me hizo reflexionar, ya que ‘mi momento’ también se acercaba… Ahora que ya voy entendiendo algunas cosas estoy todavía más de acuerdo con la reflexión del famoso de la entrevista. Y es que todos los días tienes que aprender (y reaprender) algo nuevo cuando tienes un hijo.

Cuando ahora vuelvo a casa de mis padres siempre aprovechan para enseñarme fotos de cuando era yo era muy pequeño. “Mira como te pareces a él”, me dicen. Una de las fotos que más me han impactado es en la que aparezco con uniforme de colegial con tres años o así. Iba con un mandilón a rayas y se podían distinguir los zapatos gorila, un clásico que creo recordar heredé de alguno de mis hermanos. Y entonces recordé lo poco que me gustaba ir al colegio…

Yo era de los me enrabietaba cuando tocaba la famosa vuelta al cole. No recuerdo por qué no quería ir, si sería que no tenía ganas de madrugar, que no me gustaban los profesores, o que estaba muy cómodo en mi casa, pero era un hecho que no lo llevaba nada bien, sobre todo los primeros días.

Hay que tener en cuenta que por aquellos tiempos no era tan común que las madres trabajasen, con lo que se solían quedar con los hijos hasta que la escolarización fuese obligatoria. Ahora es diferente, y las guarderías acogen a los niños desde que tienen pocos meses.

El nuestro ha empezado ya a la guarde y a mí me ha tocado revivir algunos de aquellos primeros recuerdos. Hasta he buscado sin éxito aquellos zapatos gorila que llevaba en la foto, pero todo el mundo se me ha echado encima, y tienen razón, ya compraré unos nuevos, en todo caso.

A mi hijo, de momento, no parece afectarle mucho la guardería. Al ser mucho más pequeño que yo cuando me incorporé no se da tanta cuenta de las cosas. Pero cuando voy a recogerlo, siempre que me ve, llora, y me hace recordar mis propios berrinches, como si yo también estuviera volviendo al cole, treinta años después…

Realiza ejercicio en casa para mantenerte en forma y descansa después en tu sillón relax

En una época en la que ponerse en forma y quitarnos de encima esos kilitos que tanto nos agobia es esencial para sentirnos bien, hemos podido ver cómo han aumentado las formas que tenemos para poder adelgazar y realizar ejercicio de una forma cómoda sin necesidad de pasar largas horas en el gimnasio o hacer estrictas e incómodas dietas que al final se pueden volver contraproducentes.

A continuación veremos algunas de las formas y ejercicios que podremos realizar en nuestra propia casa antes de sentarnos en nuestro sillon relax. Lo primero que tenemos que hacer es tener el equipo correspondiente, es decir, debemos ponernos ropa cómoda especial para hacer nuestras rutinas, lo que incluye unos pantalones cómodos que nos permitan movernos con comodidad, además de camisetas que permitan la transpiración de la piel y zapatillas igualmente cómodas.

También podemos conseguir una esterilla o algo parecido para realizar ejercicios en el suelo así como mancuernas o algo parecido para realizar rutinas de ejercicios de fuerza.

Una vez que tengamos todo listo, es hora de comenzar con nuestra rutina de ejercicios. Para empezar, debemos comenzar por un calentamiento y un estiramiento. Calentar y estar bien es esencial para evitar cualquier tipo de lesión durante la realización de nuestros ejercicios.

Si no sabemos por dónde empezar, una de las cosas que nos pueden ayudar es ver un video tutorial a través de internet, donde podremos seguir los pasos de diferentes instructores y expertos para la realización correcta de cada ejercicio. Podemos empezar por un ejercicio aeróbico con música, con el que combinaremos diferentes tipos de movimientos que nos ayudarán a adelgazar y mantenernos en forma.

También debemos combinar el ejercicio aeróbico con otras técnicas como los abdominales o las flexiones para fortificar nuestros músculos. Para acabar con cada una de nuestras rutinas, debemos mantener un tiempo de descanso óptimo entre cada una de ellas, así como realizar ejercicios de relajación cuando hayamos terminado nuestra sesión de ejercicios y entrenamientos diarios. Cuando hayas terminado todas las rutinas de ejercicio, podrás relajarte de la mejor manera en tu sillón relax.

HAY QUE SABER A QUIÉN ENCARGÁRSELO

Para llevar a cabo una reforma casa lo más importante es tener una empresa que sea lo más seria posible, ya que me he dado cuenta últimamente de que muchas empresas no es que no cumplan con los plazos establecidos sino que les da igual hacer las cosas bien o no, solamente les interesa tener carga de trabajo en su empresa, por ejemplo al lado de mi casa empezaron a desmontar el edificio colindante con el mío y llevan con ello más de un año, ahora ponen de excusa que no saben si mi edificio aguantará después de terminar de quitar el otro, esa parte tenían que haberla pensado antes de empezar a sacar la primera piedra, tiraron para adelante sin tener previsto cómo apoyar mi edificio para que no hubiese ningún problema, pero no solo ha sido eso, me he enterado de que mientras desmontaban el edificio dejaron la obra a medias para poder terminar otra que previamente también habían dejado a medias, por eso digo que lo único que les preocupa a estas empresas es la carga de trabajo. Cuando se empieza una obra hay que terminarla y no dejarla de lado para hacer otras diferentes. Y además aunque les protestes porque tardan demasiado y no cumplen los plazos no tienes nada que hacer, ya que estás en sus manos, ya que no vas a terminar tú la obra con la ayuda de tus amigos.

 

Antes de empezar una obra de este estilo habría que hacer firmar a la empresa un contrato en el cual no podrán atender a otras obras que tengan paradas antes de que terminen la que empiecen, ya veriais como así acabarían las obras en el plazo que habían acordado en un principio. Aunque no creo que sea sencillo convencerlos de ello. Seguirán haciendo lo mismo mientras se lo sigan permitiendo.

 

Así que cuando vayas a realizar una reforma en una casa, sería conveniente tener informes positivos sobre las empresas que podrían realizar la reforma sin ninguna clase de contratiempos, para así no llevarse ningún sobresalto a lo largo de las obras que vayamos a realizar.

¿Vale la pena hacer conservas en casa?

Muchas personas optan por hacer conservas caseras para asegurarse de que ellos y su familia consumen frutas y verduras al mejor precio y sin colorantes ni conservantes. Pero hoy en día muchas marcas de conservas realizan productos de gran calidad, totalmente naturales y a precios muy competitivos. ¿Quiere esto decir que ya no merece la pena realizar conservas caseras? No, pero   podría ser una buena idea enfocarlo de una manera diferente.

Las conservas, tradicionalmente, se comenzaron a hacer para poder aprovechar la verdura o la fruta que llega toda junta cuando está de temporada. Así, se aseguraba poder comer determinados productos todo el año. Si se tiene huerto propio vale la pena seguir realizando las conservas para aprovechar estos productos y que no se estropeen por la imposibilidad de consumirlos todos juntos.

Pero si no se tiene huerto hay otra razón por la que puede valer la pena realizar conservas caseras: crear combinaciones originales que no se puedan comprar en el mercado. Por ejemplo, si te gusta combinar determinadas frutas para una mermelada que no existe en el mercado, adelante. O si quieres aprovechar cuando a tu mercado traen algunas verduras o frutas propias de otros lugares y que no son fáciles de encontrar.

Los diferentes aliños para la salsa de tomate son también una de las razones por las que muchas personas quieren realizar sus propias conservas. Así, no tienen que añadir nada a la salsa que compran, sino que utilizan sus propias recetas para disfrutar de los sabores que más les gustan sin tener que cocinar cada vez.

Hoy es posible encontrar frutas y verduras de todo tipo en el mercado, incluso sin estar en su temporada porque se importan de otros lugares. Dejando a un lado que el sabor no es el mismo debido a todo el proceso que implica su importación, el precio suele ser realmente prohibitivo. Sin embargo, las conservas se mantienen al mismo precio todo el año y cada vez existe una mayor variedad de ellas en el mercado.

La preocupación por la comida sana y por mejorar los hábitos de consumo han hecho que muchas de estas conservas sean totalmente naturales y prácticamente igualen en calidad a las realizadas en casa. Sin embargo, nuestros productos de la huerta o nuestras recetas personales siguen siendo únicas e inimitables y merecen la pena el esfuerzo de dedicar unas horas a realizar las conservas.

Paneles japoneses para tus ventanas

Los paneles japoneses están de moda, pero igual que cuando algo lleva aparejada la procedencia china pensamos inmediatamente que es barato (sin que nos venga a la cabeza la carísima porcelana china), cuando escuchamos que algo es japonés inmediatamente nos hacemos a la idea de que es carísimo.

Nada más lejos de la realidad. Encontrar panel japonés barato es relativamente fácil en Internet y además se consigue una gran variedad de modelos que permiten vestir la casa de una forma atractiva, elegante y muy original.

Los paneles japoneses están pensados para grandes ventanales. Son perfectos en terrazas acristaladas o en el salón y habitaciones que tienen puertas de cristal que dan al jardín. También son ideales en despachos y oficinas en las que hay mucha cristalera o que están realizadas con mampara de aluminio que es preferible tapar.

Una de las ventajas de los paneles japoneses es que permiten mezclar telas diferentes. No hay que elegir entre modelos lisos y modelos estampados, sino que se pueden combinar. Así, no se tiene un tono uniforme y aburrido, pero tampoco se abusa de un estampado que puede resultar excesivo.

Otra opción está en combinar dos o más colores para conseguir el efecto decorativo deseado. Por ejemplo, dos paneles más oscuros, uno a cada lado, y en el interior paneles más claros imitando a los cortinones con visillos clásicos.

También existen paneles japoneses que, todos juntos, completan un bonito dibujo. Los paneles con imágenes fotográficas quedan muy bien en espacios de trabajo, ya que se puede incluso grabar la imagen de la empresa o su logotipo. También para negocios en los que se quiera crear un ambiente muy determinado, como un espacio de relajación, con un estampado zen que invite a la meditación.

Los paneles japoneses permiten jugar con diferentes tipos de apertura, ya que cada uno de ellos se desplaza de forma independiente. Se puede dejar un espacio libre en el centro cuando se trata de puertas, para pasar, o se pueden desplazar desde un lateral si se trata de puertas de cristal corredero.

Pueden comprarse a medida, con lo que se cubrirá el espacio de forma perfecta o se pueden comprar fabricados previamente. Dado que su ancho y largo se fabrica en muchos tamaños es fácil acomodar medidas para adaptarse al espacio en el que se desea que vayan los paneles comprando el número necesario de ellos.

La previsión también ‘cura’ a tu ordenador

Ya conoces la frase hecha «prevenir, mejor que curar». Ser moderadamente precavido, ayuda en todos los órdenes de la vida, también en nuestro trabajo. Y la herramienta más importante de diversos trabajos es el ordenador. Aprende a entenderlo, a tratarlo bien y el responderá. La previsión informática es un concepto elaborado por las firmas de mantenimiento y que responde a una serie de estrategias que tienen por objetivo evitar los contratiempos a través de las revisiones periódicas de los equipos.

Si consultamos con el Servicio de mantenimiento informática Barcelona nos encontraremos con toda una serie de ventajas a largo plazo. Hay que tener en cuenta que los servicios de prevención se basan en revisiones periódicas independientemente del estado de nuestros equipos. Aunque aparentemente todo este correcto, se hace una revisión. Viene a ser como la revisión del coche: se examinan los equipos para encontrar posibles fallos futuros. Porque si esperamos a que el ordenador falle, es posible que el coste de la reparación sea mucho mayor…

Las ventajas de contar con un buen servicio de prevención son evidentes. Por un lado, el número de incidencias disminuyen. Muchos de los posibles fallos son detectados a tiempo revisando concienzudamente tanto el hardware, como los programas de software. Por ejemplo, un usuario no especialista en mantenimiento puede no darse cuenta de que el sistema de ventilación del equipo está próximo fallar. Y si falla, el ordenador ya no puede funcionar. Si se sustituye a tiempo evitamos el contratiempo de no tener equipo con el que trabajar.

Otra ventaja es alargar la vida útil de los ordenadores. Desde el Servicio de mantenimiento informática Barcelona aconsejan no pasar por alto cualquier alerta de que un equipo no está funcionando bien. Muchas veces seguimos tirando para delante con un ordenador a pesar de que tiene algún problema. Gran error: si encontramos el fallo a tiempo y lo solventamos, existen más probabilidades de que el ordenador tenga una vida útil más larga.

Y, por supuesto, está el coste. Con un buen sistema de mantenimiento periódico evitaremos muchas costosas reparaciones puesto que se detectan los problemas antes de que sean demasiado graves.

Aprovecha el espacio de tu piscina

Si tienes un jardín de pequeño tamaño quizás no te hayas animado a poner una piscina porque tendrás que renunciar a un espacio que te gusta para poder comer, cenar con los amigos o incluso disfrutar del aire libre durante el invierno. Además, el espacio de juego para los niños se verá muy recortado durante todo el año.

Las piscinas hinchables son una opción, pero normalmente son pequeñas y valen para los niños o para refrescarse durante un rato, pero distan mucho de ser lo que entendemos por una piscina para toda la familia en la que se pueda nadar. En cualquier caso, no se pueden poner y quitar cada día, por lo que seguiría existiendo el problema del espacio.

Por eso, algunas familias que se ven en esta circunstancia optan por cubiertas rígidas para piscina especialmente pensadas para poder situarse sobre ellas sin problema. Durante los días de verano se disfruta de una piscina con todas sus ventajas y cuando no se quieran bañar, solo hay que cubrirla y se tendrá un precioso cenador o una amplia área para juegos.

En el tema de las cubiertas para piscinas precios y calidades los hay para todos los gustos. Por eso debes de buscar algo que se adapte bien a lo que buscas y que tenga un precio adecuado. Cuidado con las gangas, porque a veces no son tales, sino que se trata de productos de muy mala calidad que en poco tiempo estarán dando problemas y te obligarán a gastar dinero nuevamente comprando una cubierta mejor.

Es importante que la cubierta sea muy segura, ya que si se va a utilizar el espacio para caminar, para colocar una mesa o para jugar, debemos de tener la total garantía de que lo hacemos sobre un suelo sólido que no se va a hundir y que no va a causar un accidente. Una cubierta rígida y transitable es la mejor opción para un jardín pequeño, evitando tener que elegir entre tener piscina o tener sitio para disfrutar del jardín.

En el mercado existen diferentes sistemas, desde las cubiertas que se extienden manualmente hasta aquellas que lo hacen de forma automática, convirtiéndose en zona de solarium al extenderse. Los materiales como la madera de teka pueden conseguir resultados muy elegantes para aquellos más sibaritas que quieren contar con un jardín de verdadero lujo. Pero existen otras opciones más económicas para quienes prefieren ver el lado práctico a estas cubiertas.