Category Archives: Clínicas

Qué es y en qué consiste una liposucción

Nuestra imagen personal es algo que siempre nos preocupa a todos. En ocasiones, sin importar el esfuerzo que se realice, con dietas o ejercicios, hay zonas de nuestro cuerpo que se resisten a adelgazar.

 

Por lo que en ese caso podríamos considerar un procedimiento un poco más drástico para mejorar, como es la liposucción.

 

La liposucción es un método de la medicina estética en el que se realiza la extracción de grasa del cuerpo de zonas específicas como abdomen, piernas, glúteos; a través de cánulas que es introducen en pequeños orificios. Este procedimiento pretende el modelado del cuerpo del paciente.

 

Como toda intervención quirúrgica, la liposucción requiere de una evaluación previa del estado de salud del paciente, así como de las condiciones higiénicas más óptimas de un quirófano. Para este procedimiento, es necesario que el paciente sea anestesiado y el especialista es quien decidirá si el paciente deberá quedar en observación y por cuánto tiempo.

 

Posteriormente, el paciente deberá tener reposo durante un tiempo que oscila entre dos a cuatro semanas, para una buena recuperación. Así mismo, el especialista le hará las recomendaciones correspondientes para mantener un óptimo estado de salud después de la operación.

 

Sin embargo, se considera que este tipo de operaciones son considerablemente invasivas y pueden tener riesgos; así que han surgido variables a los métodos más tradicionales, por ejemplo la liposucción sin anestesia general.

 

A este procedimiento se le denomina vaser lipo, y no requiere de anestesia general sino solo local. Este método es mucho menos invasivo, su recuperación es más rápida y los riesgos de complicaciones son mucho menores; pero al mismo tiempo, sólo puede extraer un total de 500 centímetros cúbicos de grasa.

 

También existe otro método, sin anestesia general: liposucción tumescente; la cual consiste en inyectar en el área a ser tratada una gran cantidad de líquido con lidocaína y epidefrina. La grasa se endurece y es posible extraerla con menos esfuerzo y poco sangrado. Este tipo de liposucción tiene menos riesgos y el tiempo para la recuperación es menor. Sin embargo, como toda cirugía tiene también sus riesgos, es importante que lo tengas en cuenta.